Categorie
Desarrollo Personal

El primer paso hacia la serenidad

Condividi
  • 41
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Cuántas veces a lo largo de la vida han sentido la sensación de vacío e incertidumbre de frente a una situación , no solo sentimental, si no también en el trabajo, con la familia, amistades etc … ?

Es importante aprender a ‘soltar’ a ‘dejar ir’ , no solo personas , también experiencias negativas que en un modo u otro pueden influenciar nuestro estado de ánimo. Varias veces les habrá pasado que al contar algo que los acongoja , la respuesta de la mayor parte de personas es :  ‘todo depende de ti, eres tu que tienes que decidir’ . No es fácil saber y sobretodo entender cuánto puede ser difícil aceptar que debemos dejar ir por nuestro bienestar, fisico y mental.

Comenzemos a definir que cosa es el apego, es un estado emocional de dependencia a una situación, cosa o persona. Inicialmente cuando somos pequeños , es normal estar en ese estado porque necesitamos y en un cierto modo dependemos de nuestros padres o de las personas que nos ayudan a dar nuestros primeros pasos, pero creciendo es importante tener en cuenta que no debemos depender de otros, porque tarde o temprano el apego puede comportar la creación de vínculos tóxicos al pensar que una persona puede ser imprescindible en nuestra vida.

Entonces, ¿cómo logramos el desapego? Aceptando y aprendiendo a vivir con lo que tenemos sin sentir la necesidad de querer poseer más o ansiedad de recibir lo que estamos dispuestos a dar. En las relaciones , generalmente, el error común que se comete es esperar lo que uno dá, esto comporta una decepción al no recibirlo y sabemos bien que las decepciones lastiman. El desapego no significa necesariamente romper vinculos, si no aprender a estar en equilibrio, significa que aunque si quiero con todas mis fuerzas algo, no necesariamente lo necesito para poder ser felíz, esto no se aplica solo con las relaciones , si no también con las cosas materiales.

El desapego, es un proceso que requiere mucho tiempo y sobretodo mucha fuerza de voluntad, porque es necesario primero que todo hacernos responsables de nosotros mismos, sin la necesidad de culpar a alguien por alguna falta que sentimos; no tenerle miedo a los cambios y aprender a salir de la zona de comfort ,  y algo muy importante y fundamental es vivir el presente y aceptarlo.

Concluyo diciendo que todas nuestras metas, nuestros sueños y objetivos, podrán realizarse cuando seamos capaces de darnos la felicidad que merecemos sin esperarla de alguien más y practicando el desapego.

Ti è piaciuto l'articolo?